El sonido del silencio

Silencios…

Trémolo de liras silenciosas agolpandose en el aire…
Resonaban como truenos, comprimidos como ecos, subsistidos por los miedos enfusados en mi pecho, se mecían lentamente dibujando sentimientos, huracanes convertidos en recuerdos, devorando mi ataraxia en el silencio.
En lo oscuro de las liras de una noche muy tardía mi alma grita
¡No desangres más la herida!
Las paredes tambaleaban con su estruendo y el rosal se marchitaba con el unísono sonido de sus ecos, notas vacuas incesantes sostenidas como nudos en el aire, incrustando sus sonetos en mi cuerpo.

Un alma grita enardecida en el perlar de mis lamentos

Me debes cada herida que me hiciste en el silencio.
Me debes las mentiras susurradas en el viento.
Me debes las sonrisas que menguaste por desdichas de los falsos que rimaron tus tormentos.
Me debes mil te quiero que negaste por momentos.
¡Soy tu alma desangrada por mentiras, por tus miedos!
Me debes las mañanas que perdiste en lamentos por los vacuos sentimientos que te dieron por momentos.
Naufragaste en el silencio y le creíste a tus tormentos, aruñaron tus pupilas el sonido del silencio.
Ven…
Ven levántate y susúrrale al silencio, que el estruendo de sus ecos no desgarran más tu cuerpo.

Derriba las paredes de tus miedos

Licencia Creative Commons

Esta obra pertenece a JESSICA ANDREA MARIO BARRERA estando bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.


17 respuestas a “El sonido del silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s